Cómo afrontar una inspección de hacienda

Cómo afrontar una inspección de hacienda

En muchas ocasiones nos preguntáis cómo afrontar una inspección de hacienda. El procedimiento inspector es un procedimiento administrativo, de carácter tributario, que se sujeta a las normas fiscales: LGT y RGIT, fundamentalmente. Como todo procedimiento, está sujeto a unas normas establecidas en la legislación tributaria y administrativa, aunque también en la normativa civil. Ante todo, como para cualquier problema o dificultad que se tiene en la vida, hay que actuar de forma rápida y poner el asunto en manos del mejor experto posible. Solo así nos garantizamos un éxito total en el procedimiento. Arriesgarse a llevar uno mismo este tipo de procedimientos puede salir muy caro.

 

Cómo afrontar una inspección de hacienda: la rapidez

Normalmente comenzar a actuar de forma rápida o con diligencia y celeridad, es la mejor manera de conseguir reducir el impacto negativo que toda inspección tiene en el patrimonio particular o empresarial del sujeto pasivo. Cuando hablamos de rapidez, no queremos decir hacer las cosas de prisa y corriendo. Hay que comenzar a trabajar con cabeza y cuanto antes, marcando una estrategia, observando los fallos de la administración en sus diligencias y notificaciones, que siempre los hay, y en definitiva, conformando y confeccionando todos los documentos e información que servirán de base para el procedimiento inspector. Y todo ello, dirigido a reducir al máximo el margen de maniobra de la administración tributaria.

Además del conocimiento legal, es necesario confeccionar documentos de tipo administrativo: libros registro, resúmenes, clasificación y digitalización de documentos, etc. Por ello, esta puede ser una buena vía para ahorrar dinero. Si el contribuyente es capaz de llevar a cabo este tipo de trabajos, no muy complicados, podrá delegar únicamente en el experto, aquellos trámites que requieran un mayor conocimiento técnico, reduciendo la factura final.

 

Cómo afrontar una inspección de hacienda: los expertos

La otra baza fundamental es consultar con un experto en materia tributaria. Solo así podremos reducir considerablemente la factura que nos presentará hacienda mediante su acta o propuesta de liquidación. Es cierto, que muchos contribuyentes prefieren dejarse llevar por las regularizaciones de hacienda sin más, pero en muchas ocasiones pueden llevarse a cabo excesos por parte de la administración o vulneración de derechos fundamentales, en el seno del procedimiento inspector, lo que acaba subiendo de forma muy considerable la factura a pagar frente a hacienda.

Para evitar estos eventuales abusos, es necesario contar con un experto que nos informe del alcance de las actuaciones, del importe que tendrá aproximadamente la propuesta o regularización futura y de cómo evitarla o reducirla en la medida de lo posible. Hay que tener en cuenta, que un experto en derecho tributario no solo conoce y cuantifica las obligaciones tributarias, sino que además conoce perfectamente todos los procedimientos tributarios, plazos y formas de contestación de cada trámite.

Por tanto, el experto nos puede informar acerca de los futuros escenarios posibles y también cumplir aquellos trámites del procedimiento.

 

Bufete de abogados expertos en derecho tributario

Descubre nuestro servicio Empresa 360, de externalización y apoyo legal y administrativo al empresario. Sea cual sea el tamaño de tu empresa o sector de tu negocio te ayudamos a cumplir las obligaciones legales. También a llevar la administración y gestión de tu negocio. Ponte en contacto con nosotros y pregunta por nuestros servicios en derecho laboral y mercantil. Si lo prefieres, llámanos al 91 534 38 62 o envíanos un mensaje a través de nuestro formulario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *