El pasado 1 de abril arrancó la campaña del IRPF 2019 en nuestro país. Millones de contribuyentes pueden entrar ya en el portal de la Agencia Tributaria para poder confeccionar su declaración de la renta. Si eres socio o empresario, en este post te contamos las particularidades y especialidades que debes tener presentes a la hora de hacer la declaración de la renta. Tu declaración de la renta para socios y empresarios: IRPF 2019.

Rendimientos del trabajo: IRPF 2019

Calcúlalos, sólo, si percibes una retribución de carácter laboral. Por ejemplo, si además de socio ejerces una función laboral en tu empresa o trabajas aportando ciertos servicios para ella a cambio de un sueldo. Esto se conoce como socio trabajador, en contra del socio capitalista o inversor, que lo único que pretende es rentabilizar su inversión de capital a través de dividendos o de plusvalías. En la mayoría de empresas de nuestro país los socios o empresarios prestan servicios laborales para sus empresas.

Puedes deducir aquí los gastos de colegiación (sociedades profesionales), el pago del boletín de autónomos, así como tu plan de pensiones o seguro médico en caso de tratarse de una retribución en especie. Por último Renta WEB de la Agencia Tributaria permite la deducción de un gasto adicional que otorga la ley, por importe de 2000 euros, si reúnes los requisitos para ello.

Si, por el contrario, eres de los que emite una factura mensual o trimestral a tu sociedad, entonces este apartado no debes rellenarlo, ya que dichos ingresos se computan en el apartado de actividad económica. Salvo que los mismos deriven de eventos, charlas, debates o formación en general, que hayas prestado de forma esporádica aunque constante durante el ejercicio, en cuyo caso sí deberás incluirlos como rendimientos del trabajo y descontar la retención que te hubiera practicado el pagador.

 

Rendimientos del capital: IRPF 2019

En este apartado declara todos aquellos movimientos que hayan originado renta en el 2019, con independencia de cuándo los cobres. Especial atención con los dividendos que has percibido de tus sociedades o empresas, que incluirás en aquel ejercicio en el que la empresa los haya imputado de acuerdo con el principio de devengo. También debes descontar las retenciones practicadas por el pagador, normalmente del 19 %.

No olvides incluir en este apartado el rendimiento de tus cuentas bancarias, depósitos y demás intereses, sin olvidar deducir los gastos fiscalmente deducibles. Es de gran ayuda aquí, poder descargar de tus entidades bancarias el certificado o información fiscal relativa al ejercicio 2019. Dicha información es la que éstas declararon a hacienda, que debe coincidir con la información en tus datos fiscales o borrador de Renta WEB.

 

Rendimientos del capital inmobiliario: IRPF 2019

En este apartado debes incluir aquellas rentas obtenidas del alquiler de tus inmuebles, aquellos que tengas en alquiler. Tanto viviendas como locales u oficinas. En el caso de las primeras, las rentas o ingresos obtenidos, pueden beneficiarse de una reducción que no se aplicará para locales, oficinas u otros inmuebles distintos de la vivienda. Es obligatorio consignar el NIF válido del arrendatario.

En este apartado debes declarar los gastos por cuotas a comunidades de propietarios, seguros obligatorios, tasas e impuestos locales (IBI, basuras…). Incluso los intereses financieros derivados de los préstamos hipotecarios que graven dichos inmuebles.

Por último, no olvides calcular e incluir la amortización contable calculada con arreglo a las instrucciones de hacienda. Se trata del gasto por la depreciación de la construcción.

Aquellos inmuebles no destinados al alquiler que se tienen vacíos o para uso y disfrute personal, tales como segundas residencias o similares, deben incluirse. Renta WEB calcula automáticamente las imputaciones de renta «ficticias» de dichos inmuebles en el patrimonio del contribuyente, mediante la consignación del número de días y valor catastral. La propia aplicación puede hacerlo automáticamente al inicio de la confección de la declaración mediante un proceso automatizado que guía al contribuyente o bien puede ser rellenado con posterioridad.

 

Actividades económicas: IRPF 2019

Lo primero es identificar el epígrafe de la actividad y marcar la casilla de simplificada o normal. Declararemos aquí los ingresos obtenidos como autónomo o empresario individual. Es decir el resumen de las facturas emitidas al cabo del año (sin IVA, solo la base). Asimismo informaremos la retención que nos han practicado los pagadores: personas jurídicas (normalmente al 15%, al 7% o al 1%).

En segundo lugar declararemos los gastos inherentes a la obtención de tales ingresos. Si reúnen los requisitos legales, cualquier gasto cabe aquí, siempre que guarde relación con la obtención de ingresos. Incluso puede darse el supuesto de que el contribuyente tenga más gastos que ingresos. Algunos de ellos: cuotas a la seguridad social (propias y de empleados), sueldos y salarios, amortización de activos, gastos bancarios e intereses financieros, servicios independientes, aprovisionamientos, etc. El programa Renta WEB aplica automáticamente un incremento sobre los gastos declarados por el sujeto, como gastos de difícil justificación, por tanto el contribuyente no debe declarar este tipo de gastos.

En caso de que los ingresos obtenidos sean irregulares, es decir, se cobren en el ejercicio 2019 pero correspondan a períodos anteriores, se puede aplicar una reducción sobre los mismos, con el objeto de atenuar el criterio de caja, ya que el principio básico es el de devengo. El contribuyente puede aplicar esta reducción o bien imputar al ejercicio únicamente aquellos ingresos que realmente correspondan al ejercicio.

Ganancias y pérdidas patrimoniales: IRPF 2019

Declararemos aquí las plusvalías y minusvalías que  se generen con ocasión de la transmisión de elementos patrimoniales en el ejercicio: venta de acciones, fondos, inmuebles, vehículos, etc. El principio general para calcular este tipo de plusvalía o minusvalías es la diferencia entre el valor de transmisión (menos gastos accesorios) y el coste de adquisición (más gastos accesorios). Posteriormente aplicamos o no los oportunos coeficientes de abatimiento en relación con las fechas en las que se produjo la adquisición.

Suelen ser cálculos de cierta complejidad que requieren de la ayuda de un experto pues son muchas las peculiaridades a tener en cuenta y las normas a aplicar, algunas de ellas derivadas de disposiciones transitorias que aun están en vigor.

 

Mínimos, deducciones y bonificaciones: IRPF 2019

Por último, es muy conveniente revisar que el programa ha aplicado correctamente el mínimo por descendientes y ascendientes, deducción de vivienda habitual y donaciones a fines sociales. También debes introducir las deducciones autonómicas, las retenciones a cuenta y pagos fraccionados llevados a cabo durante el ejercicio (certificado de retenciones de los pagadores y modelos 130 del ejercicio). Es necesario revisar detenidamente la declaración, sin prisas.

En los casos de separación o divorcio son deducibles las pensiones compensatorias siempre que reúnan los requisitos legales. Y las deducciones por minusvalías reconocidas de algún miembro de la unidad familiar o por familia numerosa. Últimamente, puedes incluir nuevas deducciones como los gastos por guarderías infantiles o constitución de sociedades mercantiles o empresas. Conviene por tanto ir leyendo cada página, para que tu IRPF 2019 sea lo más real y exacta posible.

Por último, el programa tiene además las siguientes funcionalidades:

  1. Comparación del resultado en modo de tributación individual o conjunta, resaltando la opción más ventajosa para el contribuyente.
  2. En caso de no estar obligado a declarar el programa informa de ello.
  3. Posibilidad de cambiar el domicilio o vivienda habitual.
  4. Posibilidad de que visualices los datos fiscales previos o borrador, así como tramitar directamente la declaración o guardarla para presentarla en un momento posterior.

No es necesario disponer de certificado digital o clave pin para la tramitación de la declaración de la renta.

No pretendemos aquí hacer un análisis exhaustivo de la declaración de la renta para socios y empresarios: IRPF 2019, pues sería imposible dado lo extenso del tema. Nos conformamos solo con apuntar los detalles más básicos que deberás tener en cuenta y ponernos a tu disposición como expertos con dilatada experiencia en todo tipo de declaraciones tributarias.

Bufete de Abogados para Empresa. Abogados mercantilistas y fiscalistas expertos.

Descubre nuestro servicio Empresa 360, de externalización y apoyo legal y administrativo al empresario. Sea cual sea el tamaño de tu empresa o sector de tu negocio te ayudamos a cumplir las obligaciones legales y a llevar la administración y gestión de tu negocio. Ponte en contacto con nosotros y pregunta por nuestros servicios en derecho mercantil. Si lo prefieres, llámanos al 91 534 38 62 o envíanos un mensaje a través de nuestro formulario.