Durante el año 2019 han tenido lugar importantes acontecimientos.

A nivel internacional, el año se ha cerrado con la Cumbre climática – COP 25 – en Madrid. La comunidad internacional tiene que olvidarse ya de las meras declaraciones y comenzar a actuar para prevenir las consecuencias de un cambio climático indeseado. Solo así será posible que el desarrollo industrial y tecnológico se fundamente en una conducta del hombre adecuada con el medio ambiente y la biodiversidad. 

A nivel nacional, el llamado juicio sobre el “proces”, celebrado en la Sala Segunda del Tribunal Supremo – con independencia de los diversos análisis jurídicos de que pueda ser objeto la sentencia – ha dejado claro una cosa que, sorprendentemente, casi la mitad de ciudadanos catalanes parecen no saber: Que cuando la Ley, en este caso la Constitución, atribuye el derecho a decidir sobre determinadas cuestiones a 47 millones de ciudadanos (que es la población de España), es ilegal que sobre una de esas cuestiones decidan solamente 7 millones de ciudadanos (que es la población de Cataluña). 

Desde el punto de vista económico es muy importante que todas las actividades desarrolladas por las empresas radicadas en nuestro país, sobre todo el potencial que representan las pequeñas y medianas empresas, los empresarios autónomos y los emprendedores, cuenten pronto con un Gobierno que ponga en marcha, por medio de los Presupuestos y de las medidas complementarias que sean necesarias, un escenario de estabilidad política y económica, que permita la generación de riqueza y la creación de empleo. 

Esperamos que el año 2020 sea mejor, en todos los sentidos. 

Con ese ánimo, desde el Bufete Perez Ocaña, os deseamos a todos ¡Feliz año nuevo!